DIARIO DEL HIELO

Lunes 23. A 6 días del hielo.

Cardiaca y “Normal”

No es que tenga miedo a perecer en la nieve, ni que este pensando  cómo reaccionará  mi cuerpo a los no sé cuántos grados bajo cero (la cifra exacta no la he querido ni preguntar) a los que estará bajo el hielo. Creo que estoy cardiaca, en gran parte, por el miedo a todo lo que no puedo controlar. La psicosis del control  no vino con la silla ni con la diversidad,la traía yo en los genes (o es un trauma que me causo mi padre el día que nací) pero lleva años conmigo, y ciertamente  se incrementa y se hace latente ante situaciones en las que hecho de menos no poder poner las manos delante cuando me puedo caer. Creo que meterme en un agujero  helado en una estación de esquí, es una de esas situaciones en las que sin manos, si me tengo que caer, me voy a caer igual, así que si acordonó la zona previamente, mejor, y eso, exige control.

Hoy mordería lo que fuera del manojo de  nervios que soy, quiero saber ya el final de la aventura y me digo que después de ésta me dedicare a leer y pintar el atardecer de mi ventana, como me propuse hace pocos años, aunque sé, que no es verdad.

Hice casi toda la maleta por la mañana y pase el día actualizando el bloc de notas con tareas pendientes importantísimas.

Según lo escribo me doy cuenta de lo estúpido del asunto y vuelvo a abrir el bloc de notas y añado “ llamar a mama para ver cuando recoge al perro”. Continuación de lo estúpido.

Que estas sean mis emociones y tareas de hoy, me acerca más a Britge Jones que a una tetraplejica al uso  y me lleva a pensar donde me situó yo, más allá de lo que un primer vistazo pueda decir mi cuerpo a los demás.

No le voy a quitar mérito a mi día a día o a el camino recorrido, pero no ver mi situación privilegiada dentro de mi colectivo, seria dármelas de ciega.

Debería cerrar mi diario rosa de hoy, proponiéndome contar a lo largo de estos días, intercalado  a las peripecias del buceo, con que recursos estoy contando yo para poder sentirme “ Sindy vacaciones”, que cambiarían la vida de mis iguales “las mujeres minusválidas” para ir a bucear al hielo o para hacer lo que se les pusiera en los ovarios. Consciente de que es complicado hablar del derecho a bucear o a hacer macramé mirando a la luna, en tiempos de vacas flacas. El derecho a decidir como queremos vivir o a que dedicamos el tiempo libre, no es menos derecho que otro y de todos habrá que hablar. Dejando claro, que no me propongo arreglar el mundo en un diario de buceo.

Lo mas interesante del día de hoy, no son los preparativos del viaje, sino darme cuenta de que tengo mas ganas de hablar de la importancia de ser libre para poder tomar la decisión de ir a bucear al hielo, que de hablar de mi.

Buenas noches.

 

 

Anuncios

UN OASIS, ¿NO LO VES?

Canto a los momentos que no se cuentan.

UN NUDOUNA BOLAQUEMA. Un vómito vacío, un insulto, no, muchos insultos, reproches.Asfixia. Un nudo que asfixia a la altura del estómago y genera un vómito vacío que deja una bola que quema. Quema para siempre en los cuerpos que tienen algo que callar, que tienen algo que aguantar. Duelo interminable, inexistente, tapado por la obligación de moverse, porque quien para MUERE. Vomitar sentimientos oscuros usando malas palabras, perdón,  palabras duras a quien te quiere. El vómito es más agrio cuando más se logra callar. Respirar. Controlar una respiración que se descompasa, no, que se para. Ahoga. Un nudo, de cuerda gruesa de paja ocupa. Tragar saliva, no pasa. Llorar, ¿cómo se hace eso? Quema, y no cesa de hacerlo. Olvidar, no, no pensar. Atrapa. Es real. Una bola enorme sin cartel de salida. Se      cuela     por    un      instante      un      hilo      de      luz      entre      el      nudo      de    cuerda.       Un       poco       de        AIRE,       respiración         con         ritmo,         algo          de           color           en          las           mejillas,       el suficiente para poder responder -bien, gracias.-.

Amanece, unas 12 horas de luz, levanta, sostente, hay una fecha de calendario que tachar.

 

Villacañas - Laguna larga - m.de agua

59 segundos

La verdad es que llevo muchos meses metida en mis cosas. El buceo es para mí una de ellas. Una de esas cosas que no son una obligación, ni exigencias del guión, ni una carga familiar o un trabajo a disgusto, si no un placer, y qué placer.Mexico 2014 - Cenote The Pit - 163 - A Comencé el año con un mes en México tirando el dado de un cenote a otro, así que no tengo ninguna queja, me siento muy muy afortunada. Después de un viaje largo vuelves a tu rutina y la verdad es que, aún teniendo mucho material que contar sobre México, había dejado el blog de lado.
Quería contar el viaje, con todo lujo de detalles, con calidad literaria, y dejando ver las dificultades que entraña para una persona como yo un viaje como ese. Seguro que el día menos pensado las historias sobre México irán surgiendo una detrás de otra.
Esta semana, de repente, todo se ha acelerado.Comienzo a ver los mensajes sobre la feria de buceo de Madrid y pienso en toda la gente que me encontraré a la que le puedo contar que buceo, la de sitios donde me darán información sobre lugares maravillosos donde poder viajar, ¿ podré bucear con tal o cual centro? ¿En qué lugares? ¿Cómo explico lo que hago, lo que necesito? image
Me vuelvo loca, mi corazón se acelera y pierdo “casi” hasta el norte de la emoción. Me siento arriba del escenario recogiendo un premio a toda mi trayectoria pasada y futura, y teniendo sólo un minuto para los agradecimientos.
Me gustaría tanto explicar en un minuto por qué es tan importante que el buceo adaptado, o como convengamos llamarlo, tenga un hueco en la gran industria del buceo, que olvido que en un minuto no se entendería.
Por dónde empezar. ¿Por la importancia de la accesibilidad en centros y barcos?¿Por la necesidad de hacer trajes y equipos no tan atractivos y sí más moldeables a las necesidades y fácilmente modificables?¿Cuento la cantidad de gente que mueve alguien como yo en cada inmersión, buzos, asistentes personales?¿De la locura económica que supone pagar siempre por uno más, porque es casi imposible que el mundo entienda que necesitamos un asistente personal con nosotros, sin sobrecoste?¿Hablo de las complicaciones urinarias e intestinales, del problema de la temperatura, de la hipotensión combinada con calor y neopreno?¿Hablo de mí?¿Del tiempo que me ha llevado soñar, planificar y realizar en 3 años mis 50 maravillosas inmersiones en España, Panamá, el Mar Rojo y México por partida doble?¿O el sueño de bucear en la Patagonia, en el hielo o en una cueva?image
También podría dedicar el minuto a decir que me he superado, que mi “discapacidad” no es un problema, que he llegado con ella más lejos que otras buzas con mi edad, que no hay barreras. No, a mí esto no me vale.
Mis dificultades son unas y las tuyas son otras. Yo no quiero ser ” sobrecapacitada “, quiero igualdad siendo como soy, quiero que mi silla esté pegada a mi culo y la tengas en cuenta para contar escalones. Buceo porque me gusta y si eres buzo entenderás por qué sin más adulaciones. En mi caso si la cosa necesita más ayuda, más rica será nuestra interacción en ese medio que no es ni el mío ni el tuyo. Para superarnos como personas no tenemos que llegar más lejos que nadie ni ser los más rápidos, tal vez se supera el que observa en el camino aquello que ha nadie le importaba más que a él.image
Ahora, si respiro un poco e intento pensar lo frustrante que es tener sólo un minuto para contar tanto, decido mirar el premio, esa estatuilla con mi nombre y, sopesando, me pongo las zapatillas de estar por casa y cojo un paño para disfrutar de sacarle brillo a la figurita, mientras le comento mis sensaciones en el escenario a quien siempre supo de mis pasos.
Así que intentaré aplicarme mi cuento cuando me encuentre con la industria del buceo, y en mis 60 seg dar las gracias a mi familia, llorar y que me sobren 59 seg para disfrutar del momento. Habrá tiempo de entrevistas, quien quiera saber cómo me lo monto, me preguntará.

¿Una sirena en silla de ruedas?

¿Dónde miramos cuando miramos a los otros? ¿Cómo lo hacemos cuando percibimos a los otros diferentes a nosotros?
Yo no soy la sirena del dibujo y esa silla no representa lo que soy. Cualquiera desde el ojo del que mira, puede ser “una sirena en silla de ruedas”
sirena-serigrafia. Camisetas
Tenemos impuesto mucho más de lo que creemos y tan interiorizado, que nuestros ojos seleccionan también de forma impuesta lo que ven. Si tengo razón afirmando esto, no miramos lo que queremos, ni cómo queremos.
Seleccionamos la belleza, miramos lo que es grato de mirar y sobre todo, miramos lo que entendemos, porque aquello que no entendemos, se convierte en ese libro de lectura obligada, que se abandona a la décima página.
¿Qué nos perdemos entonces? Mucho y a muchos, convirtiéndonos en ovejas de un rebaño.
Aprendamos a mirar y cambiaremos realidades impuestas.
Quiero ver belleza donde otros no la vean, decidir particularmente que es bello, que tu mayor defecto sea tu mayor virtud para unos y que a su vez sea amada o repudiada, sin medidas equivalentes, quiero mirar a quien no debería, sin apartar la vista si así nos conocemos, ver horror en una flor y guapa a la muerte.
No quiero ver una sirena en silla de ruedas, quiero ver un pez acompañando a una amiga, una silla que ayuda a una horrible sirena a disfrutar el sol, me quiero enamorar del color de sus escamas y no de su piel, tenerla envidia por vivir en el mar o desear que pise la tierra, tenerla miedo o reírme de ella, solo ver pez o solo ver pecera.
Quiero mirar lo que quiera en ese dibujo y que me recuerde otra cosa que no es.
Quiero que todos nos podamos sentir sirenas, peces o nada.
Quiero saber ¿y, tú que miras? Y que tengas la libertad de no decírmelo, que sientas sin obligaciones admiración o indiferencia.
Entonces seremos iguales, porque no veremos lo mismo pero nos miraremos.
Eso es para mí el dibujo que comparto y que algunos lleváis en una camiseta, en una pegatina.
Soy culpable de pedirle al artista (mi hermano) que pintaba una sirena en silla de ruedas y él es culpable de regalarle a su hermana pequeña tal capricho, gracias por el mimo de un dibujo.
Ahora tengo que aprender a mirar lo que soy y lo que sois, olvidando lo que me enseñaron.
Gracias a los que miráis. Gracias a los que no apartáis la mirada para conocer.

¿Qué queremos ver? ABRAMOS LOS OJOS!

izquierda

¡Un buzo diverso en la ducha?

Derecha

¿Un perro vestido o trece?

¿ un informatico en Dinamarca ?

¿ un informatico en Dinamarca ?

¿Donde miras?

¿Donde miras?

¿Javi bajo el agua?

¿Javi bajo el agua?

¿Super Tomás?

¿Super Tomás?

¿Dos hermanas Extremeñas?

¿Dos hermanas Extremeñas?

¿ una artista de bollywood ?

¿ una artista de bollywood ?

¿Una gótica y su perro?

¿Una gótica y su perro?

¿Una actriz-cocinera?

¿Una actriz-cocinera?

¿ Deiviz bebiendose una cerveza bajo el agua?

¿ Deiviz bebiendose una cerveza bajo el agua?

¿La pareja de Rivemar?

¿La pareja de Rivemar?

¿Una fisio de vacaciones?

¿Una fisio de vacaciones?

¿Mi instructora en Panamá?

¿Mi instructora en Panamá?

¿La hermana y el hermano?

¿La hermana y el hermano?

¿Más tías con perro en un sofa?

¿Más tías con perro en un sofa?

¿Dos instructores cortijeros?

¿Dos instructores cortijeros?

¿Un hombre mirando descarado?

¿Un hombre mirando descarado?

¿Un camiseta oculta?

¿Un camiseta oculta?

¿Dos monitoras de parranda?

¿Dos monitoras de parranda?

¿yo comiendome una gamba en un barco?

¿yo comiendome una gamba en un barco?

Alguien extraño con quien convivo a diario

Parada metro de Madrid Voy a hablaros sobre alguien extraño del que todavía no me atrevo a pronunciar su nombre.

Poca gente quiere definirlo, no se atreven. Los brujos y eruditos estudian sobre él, pero no saben cómo hacerle desaparecer, nadie quiere que esté con nosotros, aunque él tiene su derecho a existir y lo que existe se puede ignorar, pero no se puede destruir.
Muchos le conocieron, y muchos convivimos con él.
Os lo trataré de describir por si le veis paseando conmigo y no me veis feliz, lo trataré de describir para que entendáis a los que le conocen y no les juzguéis, os lo trataré de describir para que me cueste menos convivir con él, os lo trataré de describir porque tal vez sea la única forma de ignorarlo.
No recuerdo el momento exacto en el que le conocí, y no sabía que se quedaría siempre, creo que no actúa igual con todos los que le conocemos, pero a muchos se nos presenta un día y es difícil hacerle callar.
Siempre está hablando y su tono oscila a su deseo, al igual que su discurso, en ocasiones tan osado que te hace rabiar y llorar y otras tan agradecidamente monótono que te permite ignorarlo, ¡benditos esos días!
Es muy listo, siempre sabe que decir para llevarte al límite, hasta que se va apoderando de tus ganas, de tus sonrisas y vives para convivir con él.
Se pone de acuerdo con tus días malos para atacarte, parece confabular con el tiempo, y cuando éste es extremo y pesado de llevar, su voz se escucha más alta.
Si nunca le escuchaste hablar, no te aconsejo que hables de él, no serías justo con quien sí lo conoce.
¿Se puede ser siempre tan poderoso?, nada puede ser tan poderoso si aprendemos a ignorarlo, como al lloro de una rabieta de niño, es mejor no escucharle, atacarle con las ganas de tener un buen día, con los sueños de lo que nos gustaría hacer, y su voz aun estando ahí deja de estarlo. Reír con otros cuando grita fuerte, eso le molesta muchísimo, su fuerza se apaga y tu comienzas a dominar la situación, sientes como pese a caminar de tu lado te soltó la mano y entonces te atreves a decir su nombre; dolor neuropático.
Sí, convivo con él, pero los días soleados me olvido de él, cuando estoy con más gente me olvido de él, cuando sueño me olvido de él, y aunque él sabe volver a hacerse presente, no es eterno y se puede ignorar, para dejarte vivir.
Porque nadie es poderoso eternamente, ya que el poder se lo dimos nosotros, podemos aprender a quitárselo.

DEFINICIÓN DE DOLOR NEUROPATICO:
“El dolor neuropático es un trastorno neurológico en el que las personas experimentan dolor crónico intenso debido a un nervio dañado”

El LÍMITE DE LOS SUEÑOS,LO QUE NO SABEMOS SOÑAR

“La razón, es una consecución de preguntas que me llevan continuamente a darme cuenta de que el único límite existente es aquel que no llegas a soñar, porque tu mente no conoce, e incluso podría decir, que ni siquiera está ahí, porque en muchas ocasiones, lo que por ti mismo no soñarías se convierten en realidades porque otros con los que tuviste la suerte de cruzarte  soñaron”

 

Si hay que definir este blog de forma sencilla, diría que es un blog de viajes, y que la excusa para viajar fue y es el buceo.

Si busco las verdaderas razones que me llevan a contaros mis experiencias, tengo que decir que la razón del blog no es más que la que me llevo al mar y a viajar, lo cual no la convierte en una razón sencilla aunque sea la misma.

La razón, es una consecución de preguntas que me llevan continuamente a darme cuenta de que el único límite existente es aquel que no llegas a soñar, porque tu mente no conoce, e incluso podría decir, que ni siquiera está ahí, porque en muchas ocasiones, lo que por ti mismo no soñarías se convierten en realidades porque otros con los que tuviste la suerte de cruzarte  soñaron.

¿Y si vamos donde no podríamos ir? ¿Y si la fórmula matemática para hacerlo no existe? ¿Y si no somos patrones, sino tan diferentes que ni alcanzamos a clasificarnos? ¿Y si no queremos formar parte de ninguna estructura, más que de la nuestra?

Si nos preguntamos y nos preguntamos, no deberemos nada, ni tendremos que ser nada ya existente, seremos lo que queramos, seremos nuestras circunstancias y nos enriqueceremos de los seres con los que nos  crucemos, sin más productividad que la que cada uno queramos dar en cada momento.

El buceo, los viajes y sus circunstancias son una ocasión de preguntarme y enriquecerme, así que por qué no tomarla, si no hace daño a nadie, y porque no contarla, si tal vez alguien quiera conocerla.