Los efectos de la meditación sobre la salud

La meditación es cada vez más popular debido a sus beneficios para la salud humana. Aunque es caro, sirve para reducir el dolor en el cuerpo. ¿Qué puede hacer esta práctica por su salud? Este artículo le informa más.

Bienestar mental

Numerosos estudios han demostrado que la meditación canaliza la ansiedad, el estrés y el riesgo de presión. En los estudios de casi 40 jóvenes de entre 13 y 20 años que siguieron el programa de mindfulness, se observaron signos de estrés y depresión hasta 6 meses después. De hecho, estos jóvenes estaban desarrollando síntomas depresivos. Así, en 2014, una revisión demostró los beneficios de la meditación. Demostró que la meditación podía utilizarse para combatir o reducir el estrés y la ansiedad. Por tanto, es una opción que participa en el desarrollo del bienestar mental.

La meditación estimula el cerebro

La meditación potencia la atención y la memoria al tiempo que limita el peso de la edad en el cerebro. Para ello, los investigadores de Harvard han demostrado que la meditación concentra la cantidad de materia gris vinculada al comportamiento cerebral. Para lograr este resultado, estos investigadores realizaron experimentos con cerca de 16 personas. Estas personas, que se sometieron a un programa de mindfulness de 8 semanas, se compararon con 17 controles. Las resonancias magnéticas demostraron que no sólo aumentaba la materia gris en las zonas del cerebro, sino que también controlaba las emociones. Además de estos beneficios, se redujo la hiperactividad y se resolvieron los problemas de falta de atención.

Reducción del dolor

Los estudios han demostrado que la meditación es muy beneficiosa contra el dolor. Los investigadores de California compararon a 12 personas que habían practicado la meditación durante mucho tiempo con 12 controles. Los meditadores experimentados tenían un 40-50% menos de respuestas cerebrales al dolor que los 12 controles.

Sin embargo, cuando los controles siguieron la Meditación Trascendental durante 5 meses, experimentaron una reducción significativa de sus respuestas cerebrales al dolor. Este análisis demuestra que la meditación tiene un efecto positivo sobre el dolor en el cuerpo humano.