¿ Y TU QUE HARÍAS?

No voy a negar que las posibilidades económicas que cada uno tiene, marcan hasta donde puedes llegar, y si eres tetrapléjico más, ya que algo de cierto tiene;  podrás hacer en base a cuantas manos puedas pagar. Como me dijo una gran amiga; “Hay que tener suerte hasta para quedarse tetrapléjico”.

Y en los tiempos que corren con la crisis soplándole en la nuca a todo el mundo, es fácil caer en medir lo que podemos hacer sólo en base a cuanto podemos gastar, sin tener en cuenta nada más, quien quiera pensar esto, adelante, ya veremos que hace cuando le toque el euromillón, en mi opinión, primero hay que desear las cosas  previo soñarlas, pero después, hay que hacerlas…¡Y joder el trabajo que lleva pensar que podemos hacerlas! creérnoslas y tirar pa´ adelante, y eso no es una cuestión de dinero, eso nace de las entrañas y te pone contra el mundo.

Yo jamás me hubiera tirado desde la estratosfera por mucho dinero que me hubiera reportado, ¿tú qué harías?

No confundamos el discurso y caigamos en medir solo un parámetro, sí, es cierto; “Hay que tener suerte hasta para quedarse tetrapléjico”, pero yo añadiría; “La suerte de tener ganas de ir más allá de lo que nos cuenten, de desear y conseguirlo”.

Las posibilidades económicas no consiguen nuestros sueños, nuestros sueños los conseguimos con nuestra lucha, no confundamos el bastón con que nos apoyamos, con las piernas que nos llevaron al final del camino.El día que nos falten las piernas, de nada servirá el bastón.

Anuncios