Y por fin también… debajo del agua

De nada  serviría que cuente tanta andanza y preparación si no muestro por lo menos un poquito de lo que vi debajo del agua, no sé si hay lugares más bellos o no y no creo que una foto consiga captar la locura de colores que son los arrecifes del Mar Rojo, pero ahí va un poquito del regalo que nos hizo el mar…

debajo-del-agua-1

descendiendo con mi instructor

peces1

Peces Payaso

debajo-del-agua-5

En el arrecife

peces9

Pez Mariposa

debajo-del-agua-6

Con Miguel angel otro buzo diverso

peces6

Tridacna

debajo-del-a-4

Simplemente… buceando

peces3

Pez Mariposa estandarte

debajo-del-agua-7

Dentro del barco

peces7

Pez Globo

debajo-a-2

Observando corales

peces-5

Pastinaca

debajo-del-a-3

Más corales

peces-4

Pez ángel de franja amarilla

peces8

Tiburón leopardo

peces10

Pez Piedra

peces2

Anémona con pez payaso

Fotos cedidas por Jose Luis Prieto Miró

Anuncios

Thistlegorm

“Me robo un enorme  grito de alegría cuando me quite el regulador de la boca en la superficie, continuado con una fantástica llantina mientras me duchaba para limpiarme la sal, de nuevo volví a dar las gracias a la mamatierra y a la historia”thistlegorm8

Cada inmersión en el Mar Rojo es un mundo, hay tanta riqueza marina que nunca sales disgustado con lo que viste, pero por la razón que sea, para cada uno hay una inmersión que le fascina o le transporta, en mi caso la primera dentro del Thistlegorm me llevo de nuevo a entender porque merecía la pena un viaje tan duro, físicamente y a otros niveles, para mí y quien me acompaña  y me robo un enorme  grito de alegría cuando me quite el regulador de la boca en la superficie, continuado con una fantástica llantina mientras me duchaba para limpiarme la sal, de nuevo volví a dar las gracias a la mamatierra y a la historia.

El Thistlengorm, era un barco británico que en la segunda guerra mundial transportaba armamento, tanquetas, maquinas de tren, motocicletas, alas de avión, y hasta botas para los militares. Al estar controlado el estrecho de Gibraltar y el mediterráneo por tropas Alemanas, el buque británico tuvo que rodear todo áfrica para intentar llegar al mediterráneo por el canal de Suez y pensándose fuera del alcance de los radares Alemanes cuando se encontraba en el Mar Rojo, fue hundido por dos bombarderos Alemanes que hicieron estallar la munición que llevaba el propio barco, en Sha´ba Alí, el 6 de octubre de 1941.thistlegorm1

Solo murieron 9 de los 48 tripulantes y quedo sumergido a una profundidad máxima de 32 metros y con su cubierta a solo 10 metros de la superficie.

El barco fue descubierto por Cousteau en los 50, dicen que se llevo varias cosas de valor como la caja fuerte del capitán y mantuvo oculta su ubicación, hasta que fue descubierto en los años 90, convirtiéndose en uno de los pecios más famosos y  visitados en la actualidad.

Casi desde el momento que te sumerges puedes ver nítidamente la cubierta del barco, todo como quedo, las motos apiladas con las yantas nuevas, las tanquetas volcadas y la munición en sus cajas. Con la magia  de la oscuridad del interior y el efecto de las linternas, el tiempo se alarga a la vez que te lleva a otro momento de la historia deseando saber más de cada objeto que ves.thistlegorm3

Magia y surrealismo pensaba, ya no solo estaba en un medio que no era el mío, también estaba jugueteando con el tiempo y la historia, así que, sí, grite cuando salí de la inmersión y hubiera gritado más alto si mi voz me hubiera dejado, y la tripulación no se hubiera asustado. Con el dedo girando en la sien varias compañeras de viaje le indicaron a la tripulación que estaba loca, para que entendieran que me pasaba y no se equivocaban, estaba loca de alegría, espero poder volver y gritar cada vez más alto.thistlegorm5

De inmersión a inmersión me tiro porque me toca

bajar-al-aguabajar-al-agua-3bajar-al-agua-4El objetivo del viaje era bucear, sabía que no conocería Egipto en un barco, y tampoco tenía ganas de vivir  la inaccesibilidad del barco por amor al arte, así que a bucear fui y bucear bucee, con madrugones infernales y peleas con el neopreno, con frío y calor, con corrientes y subidas estelares al barco y la zodiac. Las fotos hablan por sí solas.

subir-al-barco-cuerdassubir-barco-cuerdas-2subir-al-barco-3subir-a-la-zodiac-2subir-a-la-zodiac-1neopreno4neopreno-2neopreno-1

Hicimos accesible el Mar Rojo

Como conseguimos hacer accesible el Mar Rojo es una historia y que realmente lo conseguimos quedará en la opinión de cada uno, lo que quedo claro es que sin “peros” el barco fue un lugar bastante inaccesible en el que pasar más de  8 días de navegación.barco-completo

Por una parte lo hicimos accesible porque no habíamos o, mejor dicho, no había pensado mucho en ello, fui como se dice: “a la aventura” o también podría decir que: “me tire al charco” y tire conmigo a todo el que me ha ayudado a realizar este viaje, por lo que puedo decir muy alto que hicimos el Mar Rojo accesible a tirón de riñones de asistentes y compañía y eso si que os aseguro que no tiene precio y estoy eternamente agradecida.

El barco comenzaba con 3 escalones a la zona de trajes y equipos, continuaba con un salón que en la misma entrada tenía las escaleras a los camarotes y me impedía pasar al salón con la silla, la escalera a los camarotes de abajo era extremadamente empinada y para los camarotes de arriba teníamos una escalera de caracol, no era posible transitar con la silla por ningún lugar del barco.

Creo que el primer día sin decirnos nada todos pensamos como narices nos lo íbamos a montar, pero como nadie nos dijimos nada empezamos la vida a bordo.

Para moverme de un lugar a otro,alternábamos el invento de la cuerda al estilo mochila, con la técnica saco de patatas y la técnica de los recién casados que entran por la puerta, reducimos las duchas al mínimo,sentada encima del váter y para vestirme mi asistente fue adquiriendo posturas que no salen ni en el kamasutra.

A todos nos dolía algo y todos estábamos hartos de, pero salió porque por una cosa u otra la sonrisa no se nos borro el tiempo suficiente como para dejar de intentarlo. A mí las inmersiones me mantenían la sonrisa, a mi asistente, los bailes en cubierta le daban aire, los compañeros siempre atentos, a mi instructor las siestas que se metía para volver a pillar fuerza para agarrar mi grifería y descubrirme las maravillas que teníamos debajo, y a la tripulación nunca se les quitaba la sonrisa cada vez que se les pedía ayuda para subir, sobre todo a Mahmud, un gran hombre que pario Egipto, que puso en mi camino para que pudiera realizar ese viaje y que seguramente ahora este trabajando en un barco a destajo en la pecera del mundo.elena-y-mahmud

¿Hicimos accesible el Mar Rojo? yo creo que sí, ¿cómo? sin perder la sonrisa.

Primer atardecer desde el barco

Cae la noche, la primera noche de barco en el Mar Rojo , igual de rojo su cielo, acompañado de amarillos, verdes y azules, de fondo las luces de Sharm el Sheik, el contraste entre la naturaleza y la locura turista serán una realidad constante del viaje.primer-atardecer

Buen grupo, en la cubierta superior tranquilos miran libros de corales, ypeces  buscando lo que vímos hace un rato. Son reales, sus formas y colores, los libros no engañan.

Espectaculares, no sabes dónde mirar, seleccionar entre la belleza, no lo haces, decides disfrutar sin más.

Esperamos para la última inmersión del día, la nocturna, yo no les acompañaré, ha sido un gran primer día, no quiero terminarlo con frío.

Pensando, sólo es la primera noche, que bueno, han sido unas lindas inmersiones, ¿os enseño lo que vi o venís a verlo?

INVENTANDO COMO HACER ACCESIBLE EL MAR ROJO

Lalo el instructor de buceo adaptado que me propuso acompañarles en este viaje, es un “Mac Gyver” del buceo, o a mi me lo está demostrando,  el otro día después de varios inventos, vimos que una buena cincha podía ser la solución, para que él me ayudara a moverme por el barco.

[youtube.com/watch?v=6rYPsQrK_Zk]

Uno de los retos del viaje al Mar rojo, por lo menos en mi caso, es cómo voy a hacer vida en el barco teniendo en cuenta que no está adaptado y que es mayoritariamente inaccesible.

Los espacios pequeños del camarote y el baño, sé que los solucionaremos a la hora de vestirme o lavarme, inventando formulas para moverme entre dos, con mi asistente personal; Gema  y mi amiga Clara como principales, ya se verá si alguien más se anima. Si mi estomago se comporta más o menos, y se hermana con mi intestino, tenemos una parte hecha.

Bastante pesado va ser para las chicas ocuparse de mí en el camarote  o  poniéndome el neopreno, como para estar moviéndome por el barco, por eso de  la inaccesibilidad  me preocupa  por ejemplo; cómo lo haremos  a la hora de tener que subir o bajar por la escalera, o tener que pasarme a diferentes espacios, ya que la escalera mide sesenta centímetros de ancho y mi silla manual debe tener unos setenta centímetros. Otro problema importante que los demás salvan subiendo por una escalera, será sacarme del agua teniendo en cuenta la distancia que hay desde el  agua al barco.