Miedo tengo miedo…

Ilustración Pablo Prous

Publicado en: http://issuu.com/infomedula/docs/infomedula26

Ilustración: Pablo Prous

Una vez tuve tanto miedo, que ni lo reconocía, tanto tanto miedo que si no intentaba olvidarlo me faltaba el aliento para respirar

Tengo miedo, toda la vida lo he tenido, toma formas distintas en sintonía con el tiempo, con la edad. No siempre huele igual, no siempre se siente igual, a veces precede a algo divertido y otras a la peor de las pesadillas.
Una vez tuve tanto miedo, que ni lo reconocía, tanto tanto miedo que si no intentaba olvidarlo me faltaba el aliento para respirar, en la noche me dejaba descansar, pero a la mañana siguiente volvía a mi recuerdo como una pesadilla en vigilia. En aquella época, que no importa cuánto tiempo duro (porque el tiempo tenía otra medida) solo podía ver durante todo el día, un techo blanco, sus luces y alguna que otra mancha que me entretenía.
No me movía, de un día para otro no me movía y recuerdo que aquel miedo fue diferente a ninguno que he conocido.
Ahora no sabría decir si tengo más de lo que imagine antes de ese miedo, pensarlo es una tontería y medirlo tampoco tiene que servir más que para ayudarnos a positivizar un buen momento o como arranque para una llantina necesaria.
El miedo puede ser un aliado, porque te empuja a ser valiente. Cuando has pasado mucho miedo un día te atreves a enfrentarte a él porque le viste la peor cara y puedes desear comerte la vida de un bocado, aunque cuidado, porque no te hace intocable, el miedo puede volver en otro grado o forma, no lo menos precies.
Tenía muchas ganas de decir que tengo miedo, porque cuando te quedas tetrapléjico parece que solo hay dos tipos de personas; las que se ponen el mundo por montera y son la hostia y los que no lo superan y caen en un círculo de autoflagelación.
Olvidaros de eso (si lo pensáis), ni la agonía dura toda una vida, ni hay que demostrar a la sociedad que somos tan validos como para trabajar, sacarnos dos máster usando el reconocimiento de voz o tener una familia numerosa, que quien quiera, adelante pero no es intrínseco al “…plejico”.
Yo no sé ni en qué punto estoy ni a cual llegare, iré a un psicoanalista que me ayude a encontrarme, pero creo, basándome en mi experiencia de casi 5 años de risas y lloriqueras, que hay que darle “machuqui” al cuerpo, sin dejar de atrevernos a decir que tenemos miedo, y así, tal vez nos consigamos parecer a “los normales”, ese sector de la población con el que pretendemos igualarnos.
No tenemos que demostrarles nada, tenemos que incluirnos con ellos aunque vallamos más lentos u ocupemos más, nadie es como nadie. Soy y tengo miedo.
Que vivan los miedos, las pataletas y las alegrías, espero que también te alegres de las tuyas, porque sentir es estar vivo y en la inclusión no hay que demostrar nada, solo vivir, para que nos vean la cara.

Para los que ahora estáis pasando mucho miedo, respira e intenta sonreír, cambiara de forma, te dará treguas y aunque no se valla, sabe convivir con la vida.

NUEVOS ASISTENTES DE BUCEO ADAPTADO Y MI AVANZADO EN PANAMA

Podre escribir la palabra sueño en este blog mil veces y no debería sonar reiterativa, porque sacarme el avanzado en el Caribe  era un sueño, que hoy es una realidad, y la compañía y ayuda no podía haber sido mejor.IMG_6479

Tengo mucho que agradecerle a Gema, mi súper-asistente, porque se mantuvo conmigo cuando pese a su cansancio y por encima de lo que ella podía querer hacer, con solo mirarme  sabia lo importante que era para mí aquel reto y se mantuvo a mi lado, sustituyendo fantásticas playas caribeñas por mañanas de barco, con snorkel un tanto fallidos, así que le debo unas cuantas playas caribeñas, y es una parte muy importante de esta historia, porque sin ella no hay historia.

Mi padre también libero a Gema alguna mañana de barco y entendió lo difícil que  puede ser luchar con una sirena cuando tiene el mar cerca (algún día serás tritón). Los asistentes de buceo adaptado fueron mucho más que eso, ayudando todo el tiempo a meterme el neopreno, entrar a la barca que tan imposible parecía el primer día y empatizando sin miedo con mis necesidades, lo que era un cachondeo en las barquitas, eran profesionales en el agua, enseñándome los recovecos y maravillas del Caribe panameño. Miriam, Pinito, Mark, León, Kira y Jacob. Para mí, aprobados con un diez.DSC03594IMG_3701

La partida era complicada, dos centros de buceo con futuros asistentes de adaptado y una chica con tetraplejia y un movimiento de brazos limitado, dispuestísima a sacarse el avanzado como fuera y una instructora que tenía que resolver la jugada, Rut Gómez.

Puede que la gente pueda ser más crítica o menos y pensar que la calidad de los cursos de todos no sería buena, incluso yo, pude pensar que no nos daría tiempo, pero no fue así, 7 fantásticas inmersiones y 2 más en el Pacífico. Necesito que quede constancia de ello, Rut fue exigente con todos, no nos desatendió a ninguno, controlo todas las situaciones y fue muy profesional, yo me quede sorprendida de cómo los días salían para adelante, nadie nos regalo nada a nadie, solo la vida nos regalo el placer de ser los que fuimos, GRACIAS, por saltar barreras que parecían muros infinitos y hacerlo conmigo.IMG_1696IMG_4094

A Rut y a mí nos junto la vida en mi primera experiencia buceando en Rivemar y la considero una amiga y una fantástica instructora, con ella saque el Scuba Diver, el Open Water y ahora tocaba el Avanzado, he buceado con instructores de adaptado fantasticos; Sergi en Murcia, Deiviz y  Tomas en Murcia y Javea, Luis y Rut en Tenerife, Andrea en México ,  Franjo en Almería o  Lalo en el Mar Rojo, con cualquiera hubiera sido genial titularme, pero las casualidades me llevaron a Rut y fue una gozada.IMG_4087IMG_3806

Yo creo que cada buceador diverso (con discapacidad) precisamente porque nuestras capacidades dentro del agua son diferentes busca aquello que más le aporta, para mí  como buceadora el reto lo encuentro en combinar mis inmersiones con diferentes lugares y buceadores, creo que así me enriquezco mucho buscando nuevas formas de disfrutar y aprender  intercambiando formulas, lo característico en este buceo es que todo está por inventar y cada uno somos un mundo. Pienso que es lo que seguiré buscando en el buceo diverso, diversos mundos y diversas personas.DSC03552

LOS INDÍGENAS NGÖBE Y LA REPRESA CHAN 75

La empatía debería ser la base del pensamiento humano, los Ngöbe empatizaron conmigo y yo espero que esta entrada del blog de muchas vueltas por el mundo y muestre empatía con ellos
Los intereses que mueven nuestro mundo ponen el valor de unas personas por encima del valor de otras, se ceban con las diferencias que nos unen para enfrentarnos.
Entre los indígenas Ngöbe y yo ahí millones de diferencias, pero también luchas similares; nos robaron derechos.piquete 5
La empatía debería ser la base del pensamiento humano, los Ngöbe empatizaron conmigo y yo espero que esta entrada del blog de muchas vueltas por el mundo y muestre empatía con ellos.
Nos dirigíamos a Almirante para coger barquito a la Isla de Colón, nos quedaba como una hora y media para llegar por una carretera que bordeaba muy cerca la costa, una majestuosa selva, montañas, curvas y un bello paisaje.piquete 2
De repente, un camión detenido.Tres o cuatro coches y camiones parados también delante nuestro y un grupo de gente con unas pancartas cortaban la carretera.
Las chicas bajaron a ver qué pasaba, mientras un camionero nos contó que era un piquete de los indígenas que llevaban un año sin cobrar de una hidroeléctrica que construía una represa en la zona y que el piquete podía durar 3 o 4 horas.piquete 4
Resignados, con un calor de mil demonios y con el miedo de no llegar al último barquito del día, aparcamos el coche en una explanada cerca del piquete y bajamos a ver.
Los indígenas portando pancartas y unos palos a modo de valla cortaban el tráfico y solo dejaban paso a las ambulancias, hablaban entre ellos del conflicto, en ocasiones en castellano y en ocasiones en su lengua.piquete 5
Entendíamos que aunque 3 horas allí con el calor y yo en la silla sondándome contra una palmera no era la idea, había que comprender la lucha de cada cual por sus derechos.
Cuando me acerqué al piquete con la silla, muchos me miraron, algunos me dijeron que yo sí podía pasar pero sin el coche. Después de un rato, una mujer de las que esperaba se acercó y les dijo que una persona en mi situación no debía esperar allí y que me dejaran pasar, entre un sí y un no, se miraron y nos dijeron que nos subiéramos al “carro” que podíamos pasar y continuamos el camino, hasta otro piquete, en el que también nos dejaron pasar, aunque me tuve que bajar del coche y hablar yo con ellos (las mujeres, ayudaban mucho a que los hombres me dejaran paso).
De una forma u otra, los Ngöbe entendieron mis necesidades y yo quiero agradecérselo y entender las suyas.
Con una breve búsqueda por internet me encontré con estos datos:
Los Ngöbe un pueblo indígena del occidente de Panamá y frontera con Costa Rica, han sufrido fuertes represiones policiales en la zona de la represa, no les permitieron decidir sobre dichas construcciones, han vivido desalojos en sus comunidades indígenas y múltiples violaciones de los derechos reflejados en la Declaración de los Derechos Humanos de los pueblos indígenas.piquete 1
El gobierno panameño y sus fuerzas de seguridad han intentado sabotear a los investigadores que trataron de valorar el impacto medio ambiental y la ONU ya ha visitado la zona.
La compañía norteamericana Aes (responsable de la construcción) sin embargo, habla en sus paginas web de “salvar al pueblo Ngóbe” de un índice de pobreza del 60%, dicen haberles hecho socios del proyecto, creado escuelas y solucionado el paro.
Somos libres de creer lo que queramos pero a mi no me parecieron muy socios de nada, me pareció un pueblo que vive en un entorno increíble, digno de ser preservado. Espero y deseo que el capitalismo desmesurado que nos roba la sonrisa en Europa no pueda con las raíces de los árboles de las tierras de los Ngöbe.

Fuerza y lucha.
Páginas visitadas:
http://bioamistad.wordpress.com/2008/02/22/sigue-estado-de-sitio-en-area-de-represa-chan-75-panama/
http://prensa.politicaspublicas.net/index.php/alatina/?p=5436&more=1&c=1&tb=1&pb=1
http://www.aeschanguinola.com/
http://www.youtube.com/watch?v=Zl0vDwGTIdc

Realidades

Más allá de las realidades de cada uno, en el barco fuimos personas, me sentí, respetada y cuidada.foto-de-grupo

El 30 de noviembre aterrizábamos en Egipto, la controvertida política del presidente Morsí, tiene a los Egipcios de nuevo en alza, las políticas del presidente resultan peores que las del anterior presidente, Morsí  ya es conocido como el nuevo faraón y se otorga más poder y trata de imponer la Sharía islámica como base del las decisiones judiciales, el país se enfrenta a la pérdida de derechos después de la lucha de la primavera árabe.

Nosotros ajenos a realidades y políticas nos dirigimos a sharm sheik, en la punta más al sur de la península del Sinaí, un Benidorm del turisteo y de buceo. Ruta de viaje: 8 días en un barco buceando, comiendo bien  y tratados como reyes por la tripulación.

No me gusta pensar que nos mostramos indiferentes hacia las situaciones de otros seres humanos, y fue muy gratificante dentro del barco sentir que los que no sintieron indiferencia hacia mi fueron en primer lugar la tripulación y mis compañeros.

Más allá de las realidades de cada uno, en el barco fuimos personas, me sentí, respetada y cuidada.

Gracias a mis compañeros de buceo por las risas y el cariño con el que me trataron, a mis chicas por cuidarme como a una hermana, a los instructores  por el buen rollo y estar siempre pendientes, a la tripulación por cuidar de mi y ayudarme a superar una barrera  más, por el trato de igual a igual que sentí en todo momento, espero que nuestra lucha sea la misma, aquélla que nos haga libres e iguales.

Gracias a todos por el regalo de la ruta norte del Mar rojo.

Elena, diciembre de 2012.

El placer de vivir

” entender para desentender, decir que no para darte cuenta de que era que sí, ese proceso que requiere un esfuerzo se llama; el placer de vivir”

Puede que el gran placer de vivir no resida en lo que creemos bueno, bonito, divertido, o deseable, sino en caminar por la delgada línea que nos lleva a ello, soñar donde llegaremos, perder algo para aprender a ganar otra cosa, el esfuerzo de llegar arriba de la montaña, son los grandes placeres de  la vida; entender para desentender, decir que no para darte cuenta de que era que sí, ese proceso que requiere un esfuerzo se llama; el placer de vivir.

A medida  que he aprendido esto, me he sentido más afortunada, y me he enamorado más de la vida, sin miedo, porque cada cosa que venga no tiene que tener el mismo color al principio que al final  y sobre todo porque todos los días vuelve a salir es sol.

Así que, transparente, asustada, pero ilusionada, voy a contar mis cuentos, cuentos de viajes, sirenas, lloros, lecciones y alegrías, muchos me dijeron que merecían ser contados, y ahora eso lo juzgara cada uno de los que quieran pararse por aquí a dejarme que les cuente mis cuentos; mi placer de vivir.

El LÍMITE DE LOS SUEÑOS,LO QUE NO SABEMOS SOÑAR

“La razón, es una consecución de preguntas que me llevan continuamente a darme cuenta de que el único límite existente es aquel que no llegas a soñar, porque tu mente no conoce, e incluso podría decir, que ni siquiera está ahí, porque en muchas ocasiones, lo que por ti mismo no soñarías se convierten en realidades porque otros con los que tuviste la suerte de cruzarte  soñaron”

 

Si hay que definir este blog de forma sencilla, diría que es un blog de viajes, y que la excusa para viajar fue y es el buceo.

Si busco las verdaderas razones que me llevan a contaros mis experiencias, tengo que decir que la razón del blog no es más que la que me llevo al mar y a viajar, lo cual no la convierte en una razón sencilla aunque sea la misma.

La razón, es una consecución de preguntas que me llevan continuamente a darme cuenta de que el único límite existente es aquel que no llegas a soñar, porque tu mente no conoce, e incluso podría decir, que ni siquiera está ahí, porque en muchas ocasiones, lo que por ti mismo no soñarías se convierten en realidades porque otros con los que tuviste la suerte de cruzarte  soñaron.

¿Y si vamos donde no podríamos ir? ¿Y si la fórmula matemática para hacerlo no existe? ¿Y si no somos patrones, sino tan diferentes que ni alcanzamos a clasificarnos? ¿Y si no queremos formar parte de ninguna estructura, más que de la nuestra?

Si nos preguntamos y nos preguntamos, no deberemos nada, ni tendremos que ser nada ya existente, seremos lo que queramos, seremos nuestras circunstancias y nos enriqueceremos de los seres con los que nos  crucemos, sin más productividad que la que cada uno queramos dar en cada momento.

El buceo, los viajes y sus circunstancias son una ocasión de preguntarme y enriquecerme, así que por qué no tomarla, si no hace daño a nadie, y porque no contarla, si tal vez alguien quiera conocerla.