59 segundos

La verdad es que llevo muchos meses metida en mis cosas. El buceo es para mí una de ellas. Una de esas cosas que no son una obligación, ni exigencias del guión, ni una carga familiar o un trabajo a disgusto, si no un placer, y qué placer.Mexico 2014 - Cenote The Pit - 163 - A Comencé el año con un mes en México tirando el dado de un cenote a otro, así que no tengo ninguna queja, me siento muy muy afortunada. Después de un viaje largo vuelves a tu rutina y la verdad es que, aún teniendo mucho material que contar sobre México, había dejado el blog de lado.
Quería contar el viaje, con todo lujo de detalles, con calidad literaria, y dejando ver las dificultades que entraña para una persona como yo un viaje como ese. Seguro que el día menos pensado las historias sobre México irán surgiendo una detrás de otra.
Esta semana, de repente, todo se ha acelerado.Comienzo a ver los mensajes sobre la feria de buceo de Madrid y pienso en toda la gente que me encontraré a la que le puedo contar que buceo, la de sitios donde me darán información sobre lugares maravillosos donde poder viajar, ¿ podré bucear con tal o cual centro? ¿En qué lugares? ¿Cómo explico lo que hago, lo que necesito? image
Me vuelvo loca, mi corazón se acelera y pierdo “casi” hasta el norte de la emoción. Me siento arriba del escenario recogiendo un premio a toda mi trayectoria pasada y futura, y teniendo sólo un minuto para los agradecimientos.
Me gustaría tanto explicar en un minuto por qué es tan importante que el buceo adaptado, o como convengamos llamarlo, tenga un hueco en la gran industria del buceo, que olvido que en un minuto no se entendería.
Por dónde empezar. ¿Por la importancia de la accesibilidad en centros y barcos?¿Por la necesidad de hacer trajes y equipos no tan atractivos y sí más moldeables a las necesidades y fácilmente modificables?¿Cuento la cantidad de gente que mueve alguien como yo en cada inmersión, buzos, asistentes personales?¿De la locura económica que supone pagar siempre por uno más, porque es casi imposible que el mundo entienda que necesitamos un asistente personal con nosotros, sin sobrecoste?¿Hablo de las complicaciones urinarias e intestinales, del problema de la temperatura, de la hipotensión combinada con calor y neopreno?¿Hablo de mí?¿Del tiempo que me ha llevado soñar, planificar y realizar en 3 años mis 50 maravillosas inmersiones en España, Panamá, el Mar Rojo y México por partida doble?¿O el sueño de bucear en la Patagonia, en el hielo o en una cueva?image
También podría dedicar el minuto a decir que me he superado, que mi “discapacidad” no es un problema, que he llegado con ella más lejos que otras buzas con mi edad, que no hay barreras. No, a mí esto no me vale.
Mis dificultades son unas y las tuyas son otras. Yo no quiero ser ” sobrecapacitada “, quiero igualdad siendo como soy, quiero que mi silla esté pegada a mi culo y la tengas en cuenta para contar escalones. Buceo porque me gusta y si eres buzo entenderás por qué sin más adulaciones. En mi caso si la cosa necesita más ayuda, más rica será nuestra interacción en ese medio que no es ni el mío ni el tuyo. Para superarnos como personas no tenemos que llegar más lejos que nadie ni ser los más rápidos, tal vez se supera el que observa en el camino aquello que ha nadie le importaba más que a él.image
Ahora, si respiro un poco e intento pensar lo frustrante que es tener sólo un minuto para contar tanto, decido mirar el premio, esa estatuilla con mi nombre y, sopesando, me pongo las zapatillas de estar por casa y cojo un paño para disfrutar de sacarle brillo a la figurita, mientras le comento mis sensaciones en el escenario a quien siempre supo de mis pasos.
Así que intentaré aplicarme mi cuento cuando me encuentre con la industria del buceo, y en mis 60 seg dar las gracias a mi familia, llorar y que me sobren 59 seg para disfrutar del momento. Habrá tiempo de entrevistas, quien quiera saber cómo me lo monto, me preguntará.

Buceo… ¿adaptado?

No es lo mismo estar en las profundidades que ponerme profunda. Me gusta más lo primero, pero para mi gracia o desgracia, me justificaré echándole la culpa a mis genes, porque lo segundo también me sale mucho y ¡me voy a poner profunda!
No es la primera vez que planteo la importancia de los términos, he de decir que yo tampoco tengo clara la respuesta y por eso abro debate, y pregunto;
¿Se conquistan los derechos cuando cambiamos los términos que nos designan? Silla sola GOPRO
Por ejemplo; ¿los maricones se hicieron visibles y aceptados o tuvieron que esperar a ser llamados homosexuales para salir a la calle orgullosos de su sexualidad? Los negros conquistaron sus derechos llamándose negros a voz en grito y nos chirría la palabra “hombres de color” pero ¿cambia todo si decimos “raza negra”? ¿Por qué dan ganas de matar cuando alguien utiliza diminutivos por miedo a ofender?; “el chinito de la tienda es majo”. Hablar de “todas” para no utilizar el masculino o la @ ¿Iguala a las mujeres con los hombres? Los juegos paralímpicos ¿se refieren a “para-lelos” o los asociamos a “parapléjicos”? Abofetea el término minusválido, pero ¿cambia cómo me veis si me llamáis diverso funcional o discapacitado?silla de ruedas en la playa
Está claro que el lenguaje es importante pero; ¿Es el lenguaje el motor del cambio? ¿o son los cambios en los actos y actitudes? Decir que es una suma de todo, es la respuesta corta del examen y decir que depende del caso, la respuesta del test. Mientras resolvemos estos misterios (yo ando pensando en ello) me escapo a mi terreno y me pregunto y os pregunto;
¿El termino buceo adaptado nos ayuda a incluirnos en el mundo del buceo o nos integra en una actividad anual? Modo; “jornadas de buceo adaptado en…” y no hueles un neopreno más en la vida.
La palabra “adaptado” es demasiado amplia. El buzo estándar se pasa el día adaptando cosas a su buceo particular, el buceo recreativo se adapta con cosas del técnico. De hecho, me parece más pobre auto-denominarse buceador estándar que buceador adaptado, este último gana fuerza, suena más a una persona que se lo “curra”, que busca “adaptarse” al mar ¿no?Aprendiendo con un compañero de buceo
Yo creo que decir que practico buceo adaptado no dice nada. Por un lado, si no hay necesidad de una terminología concreta, es que somos iguales, pero ¿buceo con las mismas condiciones y derechos que los demás buzos? ¿Se adapta el mundo del buceo a mis condiciones? Si la respuesta es que no, ¿necesito un término para distinguirme? ¿Debe ser buza adaptada? O suena mejor hablar de; ¿“buceo diverso”? ¿“Buceo para tod@”?silla con gorki
Yo quiero mis derechos a bucear como cualquiera y si necesito un término, tenemos que pensarlo o diré que soy buceadora, pero entonces que nadie se asuste cuando llegue a su centro en silla de ruedas o me sentiré discriminada, claro.
¿Me ayudáis a buscarlo?

¡TE LO FABRICAS TÚ!

Publicado en: http://issuu.com/oceanides/docs/escapate-9-2013

INTENCIÓN: Me dispongo a hacer apología de “háztelo tú mismo”, concepto a tener en cuenta en la turbia actualidad y aplicable al buceo adaptado y al buceo.

CONCEPTO: La idea es fácil; yo no voy a iluminar a nadie en este artículo, ¿necesitas algo de buceo y no lo encuentras o no existe? Puedes pensarlo, puedes hacerlo. ¡TE LO FABRICAS TÚ! e intentas no enseñar mucho la marca para resaltar el trabajito que tuvo la adaptación.

ADVERTENCIA 1: El interés por intentar no enseñar marcas no es un apto subversivo, ni ir en contra de “X”, es una cuestión de no llevar banderas de países por cuyas fronteras no podemos pasar .La idea es sencilla a la par que elegante.

ACLARACIÓN 1: No es difícil de imaginar que estas prácticas se llevan haciendo en el buceo desde el principio de su historia, no siempre estuvo todo inventado. Algunas ideas revolucionan el buceo y otras simplemente son útiles para uno. Para emocionarnos lo justo.cremalleras

VERDAD ABSOLUTA 1: si adaptamos algo para uno, probablemente lo estemos adaptando para todos o muchos.

EJEMPLO PERSONAL: Soy una persona que practica buceo adaptado y tengo un problema; necesito sondarme antes y después de entrar al agua para evitar una retención de orina que me podría llevar a una crisis hipereflexica con desenlace fatal. Mareos, pérdida de conocimiento, y muerte, si la cosa se alarga. Apocalíptico pero real para un lesionado medular.
Debido a esa falta de movilidad, ponerme y quitarme el neopreno para sondarme es bastante complejo, así que como la certificadora no me comento que marca se dedicaba a fabricar neoprenos adaptados, pensé en adaptar mi neopreno para evitarme una complicación que me pueda llevar con el barquero de las ánimas.neopreno abierto
Con una fase previa de observación, unos consejos y alguien habilidoso para la operación, la decisión estaba tomada. Llenaría el neopreno de las cremalleras necesarias para poder sondarme con relativa facilidad.
Mi cómplice cogió una servilleta modelo “gracias por su visita” de una terraza de un bar y se lío a pintar prototipos de neoprenos llenos de cremalleras.servilletas de papel
Para no hacer las cosas de cualquier manera, antes de cargarnos un neopreno de cuya marca si puedo acordarme pero no os diré, hicimos la prueba en un neopreno viejo que no usábamos.
Con el prototipo funcionando, no le tembló el pulso para cargarse mi neopreno. Si funcionaba habríamos salvado una gran escalera.
A falta de unos remates de costuras y limpiar el pegamento para darle un toque de glamour, sólo nos quedaba probarlo en el agua.

En playas granadinas tuve el placer de sondarme (mear) con mi neopreno puesto mirando al mar y pudimos ponerme el traje sin romperme un hueso y reduciendo en gran medida el sudor y las caras de “dedícate a otra cosa en tu tiempo libre”, de quien me equipaba.
Las próximas inmersiones irán llenas de cremalleras. No hemos descubierto América, pero…Mentira, para nosotros sí y hemos disfrutado del proceso.neopreno con bolsa de orina

PENSAMIENTO: creemos que este modelo con más cremalleras sería útil para todos, es más cómodo de poner y los buzos dejarían de tener que mearse en el neopreno. Mearse en el neopreno es casi parte de los estándares, por eso sabemos que no tendrá acogida en la industria.

ADVERTENCIA 2: No hemos patentado nada y os hemos enseñado los planos y el resultado. Esperamos que tú, lector, te fabriques algo y si utilizas esta idea, disfrútala.

ACLARACIÓN 2: Ya dije que no iluminaría a nadie con este artículo. Seguro que ya te fabricaste algo. Si no, únete al fantástico mundo de corta, pinta y colorea.

VERDAD ABSOLUTA 2: Por desgracia, todo lo que se necesita para bucear no es aplicable a “háztelo tú mismo”. Bucear seguirá siendo caro, pero siempre potencialmente adaptable.

PARA EMPRENDEDORES EN PARO: En el caso práctico del buceo adaptado, como su propio nombre indica, hay mucho que adaptar y que inventar. Lo dejo caer.image

MOMENTO PUBLICITARIO: Os animo a revindicar lo que me gusta llamar “buceo en negro”; exponer aquello que te has adaptado tú mismo. En twitter: #buceoennegro.

CONSIGNA PLAGIADA: ¡LA REVOLUCIÓN SERÁ ACCESIBLE, O NO SERÁ! ¿Estará el mundo del buceo?

Y tú, ¿cómo lo haces?

Y TÚ, ¿CÓMO LO HACES?
Silla de ruedas solaEs más fácil pensar que todas las hormigas del hormiguero son iguales que buscar sus diferencias. Tender a clasificar y buscar semejanzas en un proceso que se repetirá, ahorra costes.
El mundo tenía esto tan claro que estandarizó, liberalizó, protocolizó, globalizó… y se olvidó del placer de buscar las siete diferencias, algo que ahora añoramos.
El mundo de las emociones, de los sentimientos, no unifica, busca lo particular para disfrutarlo, amarlo, vivirlo.
No será lo más inteligente o lo más rentable pero será lo que tú haces. En un mundo de estándares encontrarás tu diferencia y la gozarás.
Así que después de unas cuantas vueltas, a cómo hacer algo para todos, creo que mi mejor colaboración empieza por pensar cómo lo hago yo.
Egoísta y gustosamente, que no con maldad, comienzo con quien quiere buscar mis diferencias, como en un juego de niños, mi manual de buceo; “Así lo hace Elena”.Máquina de escribir
Espero encontrar más de siete diferencias, disfrutarlas y que las soluciones a mis necesidades se resuelvan con el placer de las particularidades.Página con señas No sabemos si le servirá a alguien más, quiero pensar que sí. Si no, siempre podrá tener la opción de “perder el tiempo” y contar cómo lo hace.

Un compañero

“Lo que tengo y el tiempo no me puede quitar, ni la mar, por muy brava que se ponga, es la lección aprendida. Igual que hay quien no mira o no quiere ver, hay quien sabe ver más lejos de lo que crees ver tú”
Aprendiendo con un compañero de buceo

Yo creía hablar llena de libertad y fuerza sobre las complicaciones de ser tetraplejica y con la misma fuerza y cargada de argumentos llegaba a los centros de buceo.
-Quiero bucear, ¿me metéis al agua? -soltaba sin tartamudear con mi mejor sonrisa.
Yo no sé mucho de buceo pero no tengo miedo y creo que controlo con cabeza mis límites.Aprendiendo con un compañero de buceo
Quien sino yo podía ir más allá de mis miedos, más allá de mis barreras.
Para mi sorpresa ÉL.

Un día alguien que parecía cortar poco bacalao, alguien que no parece ser el más cantante, de los que no te sueles acordar que pasó por la fiesta, de los que no hablan demasiado, una antítesis de mi, diría yo, fue sigilosamente yendo más allá de mis miedo y más allá de mis barreras y me hizo el mejor regalo que puede tener un buzo, quiso convertirse en mi compañero de buceo, el compañero de una buza que además depende de alguien hasta para compensar los oídos.

Sin quitarle mérito a todos los instructores con los que he buceado, aquí la historia empezaba sin destino de buceo, sin saber de buceo adaptado con una pregunta que no queríamos que nos respondiera una certificadora, la queríamos responder nosotros; ¿podríamos bucear solos como cualquier pareja de buceo?.Aprendiendo con un compañero de buceo

Así qué después de meses hablando del tema, me baje a Cabo de Gata este mes de junio a intentar hacer realidad lo que el teléfono nos permitía fantasear.Aprendiendo con un compañero de buceo
Alguna inmersión fallida y un viento de poniente con mala leche no nos dejo entrar al agua todo lo que nos hubiera gustado pero creo que pese a eso, logramos el objetivo.Aprendiendo con un compañero de buceo

Conseguimos tener nuestras propias señales, en base al movimiento que me permiten mis brazos, para poder decir hacia donde ir, que he visto o que necesito, hacer inmersiones con más gente pero funcionando solos o disfrutar como iguales.Aprendiendo con un compañero de buceo

Nos queda mucho que aprender y no sabemos cuando podremos bucear, querer no siempre es poder y la vida es igual de caprichosa que el mar.Aprendiendo con un compañero de buceo

Lo que tengo y el tiempo no me puede quitar, ni la mar, por muy brava que se ponga, es la lección aprendida. Igual que hay quien no mira o no quiere ver, hay quien sabe ver más lejos de lo que crees ver tú.
Y que la voluntad, ese término, que tanto abanderaba mi siempre recordado amigo Paco Guzmán diciendo que movía el mundo, se mueve de la mano de la empatía, obligándome a creer y a vivir la osada palabra igualdad más allá del discurso.Aprendiendo con un compañero de buceo

Gracias, por dejarme con la boca abierta y cerrarme la boca.Aprendiendo con un compañero de buceo

Me quito el sombrero, con mis “asistentes de tierra”, las que se han atrevido pelear con neoprenos y medusas, y a los becarios e instructores del Cortijo Subacuático por la ayuda y las sonrisas.

Tu me miras sin interrogaciones.

Un mar de cristal

Intocables como el hielo resbaladizo, jugaban entre las vidrieras de colores de las altas catedrales que son las paredes de coral
Fondos en bocas del toro
El día que se sintió libre, con alas, fue cuando se sumergió para descubrir la inmensidad del mar, rodeada de agua azul, azul clara, blanca, transparente.
Descendía levemente a la vez que sus pupilas, cristales convexos, se llenaban apreciando con total nitidez innumerables pececillos que se cruzaban ante ella, parecían puestos delante de un espejo, al que le sigue otro y otro, formaban copias interminables del mismo.
Brillantes, luminosos, planos.
Flotaban y se desplazaban horizontalmente hacia el infinito, con un movimiento a su vez aparentemente tan inmóvil como la imagen fija de un reflejo.
Intocables como el hielo resbaladizo, jugaban entre las vidrieras de colores de las altas catedrales que son las paredes de coral.
Los miraba a través de sus gafas, que para su deleite, aumentaban el tamaño de los pequeñitos, como quien juega a mirar a través de una lupa.
El fondo del mar, un palacio de hielo con todos sus hermosos detalles.
Es así como descubrió la belleza de la diversidad del mar, y ahora, esos momentos que el tiempo congelo para ella y que su iris retuvo y llevo a su memoria, acuden a su llamada cuando necesita luz, tan claros como a temporales, ayudándola a sujetar un mundo tan denso como frágil que se resquebraja a su alrededor. Hicieron que el mundo se convirtiera en un lugar inhabitable en la tierra a golpe de pala y ladrillo.
– Estoy atrapada, moviéndome entre asfalto y tras muros de hormigón – piensa cuando no está en el mar.

¿Una sirena en silla de ruedas?

¿Dónde miramos cuando miramos a los otros? ¿Cómo lo hacemos cuando percibimos a los otros diferentes a nosotros?
Yo no soy la sirena del dibujo y esa silla no representa lo que soy. Cualquiera desde el ojo del que mira, puede ser “una sirena en silla de ruedas”
sirena-serigrafia. Camisetas
Tenemos impuesto mucho más de lo que creemos y tan interiorizado, que nuestros ojos seleccionan también de forma impuesta lo que ven. Si tengo razón afirmando esto, no miramos lo que queremos, ni cómo queremos.
Seleccionamos la belleza, miramos lo que es grato de mirar y sobre todo, miramos lo que entendemos, porque aquello que no entendemos, se convierte en ese libro de lectura obligada, que se abandona a la décima página.
¿Qué nos perdemos entonces? Mucho y a muchos, convirtiéndonos en ovejas de un rebaño.
Aprendamos a mirar y cambiaremos realidades impuestas.
Quiero ver belleza donde otros no la vean, decidir particularmente que es bello, que tu mayor defecto sea tu mayor virtud para unos y que a su vez sea amada o repudiada, sin medidas equivalentes, quiero mirar a quien no debería, sin apartar la vista si así nos conocemos, ver horror en una flor y guapa a la muerte.
No quiero ver una sirena en silla de ruedas, quiero ver un pez acompañando a una amiga, una silla que ayuda a una horrible sirena a disfrutar el sol, me quiero enamorar del color de sus escamas y no de su piel, tenerla envidia por vivir en el mar o desear que pise la tierra, tenerla miedo o reírme de ella, solo ver pez o solo ver pecera.
Quiero mirar lo que quiera en ese dibujo y que me recuerde otra cosa que no es.
Quiero que todos nos podamos sentir sirenas, peces o nada.
Quiero saber ¿y, tú que miras? Y que tengas la libertad de no decírmelo, que sientas sin obligaciones admiración o indiferencia.
Entonces seremos iguales, porque no veremos lo mismo pero nos miraremos.
Eso es para mí el dibujo que comparto y que algunos lleváis en una camiseta, en una pegatina.
Soy culpable de pedirle al artista (mi hermano) que pintaba una sirena en silla de ruedas y él es culpable de regalarle a su hermana pequeña tal capricho, gracias por el mimo de un dibujo.
Ahora tengo que aprender a mirar lo que soy y lo que sois, olvidando lo que me enseñaron.
Gracias a los que miráis. Gracias a los que no apartáis la mirada para conocer.

¿Qué queremos ver? ABRAMOS LOS OJOS!

izquierda

¡Un buzo diverso en la ducha?

Derecha

¿Un perro vestido o trece?

¿ un informatico en Dinamarca ?

¿ un informatico en Dinamarca ?

¿Donde miras?

¿Donde miras?

¿Javi bajo el agua?

¿Javi bajo el agua?

¿Super Tomás?

¿Super Tomás?

¿Dos hermanas Extremeñas?

¿Dos hermanas Extremeñas?

¿ una artista de bollywood ?

¿ una artista de bollywood ?

¿Una gótica y su perro?

¿Una gótica y su perro?

¿Una actriz-cocinera?

¿Una actriz-cocinera?

¿ Deiviz bebiendose una cerveza bajo el agua?

¿ Deiviz bebiendose una cerveza bajo el agua?

¿La pareja de Rivemar?

¿La pareja de Rivemar?

¿Una fisio de vacaciones?

¿Una fisio de vacaciones?

¿Mi instructora en Panamá?

¿Mi instructora en Panamá?

¿La hermana y el hermano?

¿La hermana y el hermano?

¿Más tías con perro en un sofa?

¿Más tías con perro en un sofa?

¿Dos instructores cortijeros?

¿Dos instructores cortijeros?

¿Un hombre mirando descarado?

¿Un hombre mirando descarado?

¿Un camiseta oculta?

¿Un camiseta oculta?

¿Dos monitoras de parranda?

¿Dos monitoras de parranda?

¿yo comiendome una gamba en un barco?

¿yo comiendome una gamba en un barco?

Miedo tengo miedo…

Ilustración Pablo Prous

Publicado en: http://issuu.com/infomedula/docs/infomedula26

Ilustración: Pablo Prous

Una vez tuve tanto miedo, que ni lo reconocía, tanto tanto miedo que si no intentaba olvidarlo me faltaba el aliento para respirar

Tengo miedo, toda la vida lo he tenido, toma formas distintas en sintonía con el tiempo, con la edad. No siempre huele igual, no siempre se siente igual, a veces precede a algo divertido y otras a la peor de las pesadillas.
Una vez tuve tanto miedo, que ni lo reconocía, tanto tanto miedo que si no intentaba olvidarlo me faltaba el aliento para respirar, en la noche me dejaba descansar, pero a la mañana siguiente volvía a mi recuerdo como una pesadilla en vigilia. En aquella época, que no importa cuánto tiempo duro (porque el tiempo tenía otra medida) solo podía ver durante todo el día, un techo blanco, sus luces y alguna que otra mancha que me entretenía.
No me movía, de un día para otro no me movía y recuerdo que aquel miedo fue diferente a ninguno que he conocido.
Ahora no sabría decir si tengo más de lo que imagine antes de ese miedo, pensarlo es una tontería y medirlo tampoco tiene que servir más que para ayudarnos a positivizar un buen momento o como arranque para una llantina necesaria.
El miedo puede ser un aliado, porque te empuja a ser valiente. Cuando has pasado mucho miedo un día te atreves a enfrentarte a él porque le viste la peor cara y puedes desear comerte la vida de un bocado, aunque cuidado, porque no te hace intocable, el miedo puede volver en otro grado o forma, no lo menos precies.
Tenía muchas ganas de decir que tengo miedo, porque cuando te quedas tetrapléjico parece que solo hay dos tipos de personas; las que se ponen el mundo por montera y son la hostia y los que no lo superan y caen en un círculo de autoflagelación.
Olvidaros de eso (si lo pensáis), ni la agonía dura toda una vida, ni hay que demostrar a la sociedad que somos tan validos como para trabajar, sacarnos dos máster usando el reconocimiento de voz o tener una familia numerosa, que quien quiera, adelante pero no es intrínseco al “…plejico”.
Yo no sé ni en qué punto estoy ni a cual llegare, iré a un psicoanalista que me ayude a encontrarme, pero creo, basándome en mi experiencia de casi 5 años de risas y lloriqueras, que hay que darle “machuqui” al cuerpo, sin dejar de atrevernos a decir que tenemos miedo, y así, tal vez nos consigamos parecer a “los normales”, ese sector de la población con el que pretendemos igualarnos.
No tenemos que demostrarles nada, tenemos que incluirnos con ellos aunque vallamos más lentos u ocupemos más, nadie es como nadie. Soy y tengo miedo.
Que vivan los miedos, las pataletas y las alegrías, espero que también te alegres de las tuyas, porque sentir es estar vivo y en la inclusión no hay que demostrar nada, solo vivir, para que nos vean la cara.

Para los que ahora estáis pasando mucho miedo, respira e intenta sonreír, cambiara de forma, te dará treguas y aunque no se valla, sabe convivir con la vida.

¿Buceadora adaptada? simplemente buceadora, por favor

Publicado en la revista de buceo Escapate numero 6
http://issuu.com/buceourjc/docs/escapate_6-2013

“Julio Verne ya estaba loco y Cousteau también y ahora ustedes viajan al fondo del mar con su mujer que resulta que es negra”IMG_3531

Voy a hablar desde la total ignorancia de ” la industria del buceo” y desde mi sentimiento más sincero y mi experiencia.
Desde mi sentimiento estoy triste y desde la ignorancia estoy más triste. Esto del buceo adaptado no lo entiendo y se supone que yo soy buceadora adaptada, bueno, yo soy buceadora y punto, pero eso todavía no lo ve mucha gente.
La frustración es enorme, si tienes que levantarte cada mañana y volver a explicarle al mundo que eres para ver que te deja hacer y la frustración es mayor cuando tú ya sabes que eres: Una persona.
Por lo visto la gente no lo tiene claro, y le dices una y otra vez: ” pues una persona igual que tú, o ¿tú que miras?”.
Pues en buceo pasa igual, soy una chica que quiere bucear, sin embargo eso no es lo que el mundo del buceo piensa. Dicen que soy una buceadora adaptada y parece que te dicen literalmente; ¡adáptate!
Piensa que no hay barcos pensados para que buces, así que; ¡ADAPTATE! No hay trajes ni material pensados para ti, así que ¡ADAPTATE! No todo el mundo quiere bucear contigo, así que ¡ADAPTATE! Ir a bucear te va a costar más caro porque necesitas más, así que ¡ADAPTATE! SÍ te tiene que ayudar alguien, ocupa y paga: ¿quieres que le prestemos un tubito para hacer snorkel?, así que ¡ADAPTATE!
Sin embargo, te dicen que claro que puedes bucear, porque gracias a la integración hay; ¡CERTIFICADORAS DE BUCEO ADAPTADO!
Pagaras tus títulos como todos pero tendrás que bucear con instructores de adaptado que también pagaran su nuevo título y por tu seguridad solo podrás bucear con ellos probablemente en sus centros. Como solucionar todo lo anterior, búscate la vida, lo importante es que tienes título.
De vez en cuando cogen a unos pocos de esos que hay que integrar y se hacen una foto con una “entidad sin ánimo de lucro”, pero luego como alguno quiera seguir buceando se encontrará con títulos pero con muchas barreras. Esto no se hace con maldad, sino con el desconocimiento de la diferencia entre el termino integración e inclusión.
¡MIREN NO! yo no quiero que me regalen nada, que la vida está muy dura para todos, y entiendo que tengo que aprender otras pautas concretas para bucear con seguridad, pero déjense de tonterías y no me integren, INCLUYANME!
Piensen en equipos y neoprenos que nos valgan a todos, puntos de inmersión para todos, barcos para todos, titulaciones que me permitan bucear con quien quiero, que ya nos adaptamos nosotros, hablen de accesibilidad.
Cada persona con diversidad funcional (discapacidad) es un mundo, y no van a ser mis piernas las que me capaciten para bucear, será mi aptitud.
Si siguen sin entender porque estoy triste, voy a utilizar unos ejemplos que nos gustan mucho a mi colectivo:
Qué pasaría si una certificadora o un centro no dejara bucear a una mujer por ser madre, bueno, si hace la titulación de ” buceadora con hijos”, sí, o no dejara bucear a un negro porque luego huelen los neoprenos mucho a negro y su certificación solo les deja bucear con negros o a un gordo porque su flotabilidad… y no vamos a hacer neoprenos grandes que se ven feos ¿quién los va a comprar?
Lo que pasaría es que nos echaríamos las manos a cabeza.
No hace tanto que los negros entraban por la puerta de atrás, ni hace tanto que no se contrataban mujeres, no hace tanto que no queríamos inmigrantes y ahora nos queremos ir nosotros.
Mi estimada “industria del buceo” yo no quiero integrarme quiero que me incluyan y que me cueste y fabriquen igual un neopreno con una cremallera pensada para mí, que para una mujer o para un macho ibérico estándar del buceo.
Mis estimadas “certificadoras adaptadas” déjenme decidir con quién buceo, sí ya estamos certificados, ustedes nos cualificaron, ya valoraremos nosotros que necesitamos en el agua.
Quiero bucear “en negro”, sin marcas ni nombres hasta que piensen incluirme. Buceo con personas no con certificadoras, buceo con centros, no con simples negocios, yo lo que quiero es ver pececitos y no quiero tener que volver a explicar que lo que soy, porque soy simplemente una persona que quiere bucear.
Me gustaría que mis palabras se entendieran como una crítica constructiva y nos sirvan para reflexionar y mejorar.
Julio Verne ya estaba loco y Cousteau también y ahora ustedes viajan al fondo del mar con su mujer que resulta que es negra.

NUEVOS ASISTENTES DE BUCEO ADAPTADO Y MI AVANZADO EN PANAMA

Podre escribir la palabra sueño en este blog mil veces y no debería sonar reiterativa, porque sacarme el avanzado en el Caribe  era un sueño, que hoy es una realidad, y la compañía y ayuda no podía haber sido mejor.IMG_6479

Tengo mucho que agradecerle a Gema, mi súper-asistente, porque se mantuvo conmigo cuando pese a su cansancio y por encima de lo que ella podía querer hacer, con solo mirarme  sabia lo importante que era para mí aquel reto y se mantuvo a mi lado, sustituyendo fantásticas playas caribeñas por mañanas de barco, con snorkel un tanto fallidos, así que le debo unas cuantas playas caribeñas, y es una parte muy importante de esta historia, porque sin ella no hay historia.

Mi padre también libero a Gema alguna mañana de barco y entendió lo difícil que  puede ser luchar con una sirena cuando tiene el mar cerca (algún día serás tritón). Los asistentes de buceo adaptado fueron mucho más que eso, ayudando todo el tiempo a meterme el neopreno, entrar a la barca que tan imposible parecía el primer día y empatizando sin miedo con mis necesidades, lo que era un cachondeo en las barquitas, eran profesionales en el agua, enseñándome los recovecos y maravillas del Caribe panameño. Miriam, Pinito, Mark, León, Kira y Jacob. Para mí, aprobados con un diez.DSC03594IMG_3701

La partida era complicada, dos centros de buceo con futuros asistentes de adaptado y una chica con tetraplejia y un movimiento de brazos limitado, dispuestísima a sacarse el avanzado como fuera y una instructora que tenía que resolver la jugada, Rut Gómez.

Puede que la gente pueda ser más crítica o menos y pensar que la calidad de los cursos de todos no sería buena, incluso yo, pude pensar que no nos daría tiempo, pero no fue así, 7 fantásticas inmersiones y 2 más en el Pacífico. Necesito que quede constancia de ello, Rut fue exigente con todos, no nos desatendió a ninguno, controlo todas las situaciones y fue muy profesional, yo me quede sorprendida de cómo los días salían para adelante, nadie nos regalo nada a nadie, solo la vida nos regalo el placer de ser los que fuimos, GRACIAS, por saltar barreras que parecían muros infinitos y hacerlo conmigo.IMG_1696IMG_4094

A Rut y a mí nos junto la vida en mi primera experiencia buceando en Rivemar y la considero una amiga y una fantástica instructora, con ella saque el Scuba Diver, el Open Water y ahora tocaba el Avanzado, he buceado con instructores de adaptado fantasticos; Sergi en Murcia, Deiviz y  Tomas en Murcia y Javea, Luis y Rut en Tenerife, Andrea en México ,  Franjo en Almería o  Lalo en el Mar Rojo, con cualquiera hubiera sido genial titularme, pero las casualidades me llevaron a Rut y fue una gozada.IMG_4087IMG_3806

Yo creo que cada buceador diverso (con discapacidad) precisamente porque nuestras capacidades dentro del agua son diferentes busca aquello que más le aporta, para mí  como buceadora el reto lo encuentro en combinar mis inmersiones con diferentes lugares y buceadores, creo que así me enriquezco mucho buscando nuevas formas de disfrutar y aprender  intercambiando formulas, lo característico en este buceo es que todo está por inventar y cada uno somos un mundo. Pienso que es lo que seguiré buscando en el buceo diverso, diversos mundos y diversas personas.DSC03552