CRÓNICA DE UNA CHARLA ANUNCIADA

…las pasiones, precisamente por ser pasiones, no siempre nos dan alegrías, a veces también se revuelven en nosotros mismos…

Hace unos días participé en una charla sobre “buceo adaptado”. La titulé “un acercamiento al buceo adaptado”. Sin duda fue un acercamiento, pero más bien al estilo “bienvenido Mister Marshall”, vino bastante gente y fueron muy participativos, lo cual valoro mucho. Yo, en la parte que me toca, creo que no conseguí explicar lo que fui a explicar.
Pensé que sí podía, que sin caer en el aplauso fácil o en la casilla de la “superación” podía explicar qué hago y cuál sería el ideal de buceo que necesitaría alguien como yo. Pero no, no estaba preparada, y sigo sin estarlo, para explicar racionalmente y en diapositivas qué es esto de bucear con una diversidad. No pude ordenarlo. Me dolió analizarlo (aunque fue muy necesario), perdí la razón, no utilicé buenos argumentos, y eso, me dolió más.Cartel charla

Mi “inclusión” en el mundo del buceo comenzó con una salida con una fundación que hacía “buceo adaptado”. Después mi personalidad, las personas con las que me he cruzado y el mundo me han permitido bucear mucho más allá de lo que nunca hubiera imaginado, hasta el punto de sentir la necesidad de querer compartirlo en un blog como este, en la radio, en charlas, destapándome y publicando mis sensaciones, mis sentimientos, mis preguntas y frustraciones.

El buceo es para mí una pasión. Y las pasiones, precisamente por ser pasiones, no siempre nos dan alegrías, a veces también se revuelven en nosotros mismos, llegan a lo más profundo, generan que nos cuestionemos lo que creíamos tener claro, trabajando incluso en nuestro subconsciente para descubrirnos algo.

Ahora no quiero mandar preguntas al aire, quiero tomar decisiones. La primera; decido que yo simplemente buceo (en twitter; #yotambienbuceo), que soy dependiente para hacerlo, sí, que mis inmersiones se las debo a quienes me ayudaron y me ayudarán, y a mis ovarios. La segunda decisión es seguir escribiendo sobre ello y la tercera, no analizar demasiado qué estoy haciendo. Los amantes se disfrutan, pueden contarse, pero para qué puntuarlos o encasillarlos si así pueden perder la magia del momento y la posibilidad de sorprendernos si repetimos.

Lo siento, estoy enamorada. Puedo hablar de ello sin guión e intentar contar qué siento. Te puedo decir que leas el blog, que hablemos de ello con unas cervezas o, si prefieres, que me mires a los ojos cuando salga del agua y saques tus propias conclusiones.

Gracias a los que fuisteis a la charla y a mis compañeros ponentes, por ayudarme a pensar y gracias a Teodora Tarta, una chica que se acercó a mí al final de la charla. Estaba ilusionada, me lo dijo, pero no hubiera sido necesario que lo hiciera, sus ojos y su sonrisa ya habían hablado por ella. Pensé que no quería perder la mía y que ojalá mis ojos transmitiesen sólo la mitad de lo que lo hicieron los suyos. Sin duda hará todo lo que se proponga.

Os dejo el video que preparamos para el final de la charla. Intentamos que fuera lo más accesible posible, haciéndolo audio-escrito.

Próximo reto: hacer el blog más accesible a todos.

Anuncios

Un pensamiento en “CRÓNICA DE UNA CHARLA ANUNCIADA

  1. pasión.
    (Del lat. passĭo, -ōnis, y este calco del gr. πάθος).
    1. f. Acción de padecer.
    2. f. por antonom. Pasión de Jesucristo.
    ORTOGR. Escr. con may. inicial.
    3. f. Lo contrario a la acción.
    4. f. Estado pasivo en el sujeto.
    5. f. Perturbación o afecto desordenado del ánimo.
    6. f. Inclinación o preferencia muy vivas de alguien a otra persona.
    7. f. Apetito o afición vehemente a algo.

    Vamos, irracionalidad en estado puro. Y es que estas cosas no se pueden describir, sino que hay que sentirlas y hacerlas sentir.
    Quizá, y solo quizá, a la charla le falto un enfoque único y algo de orden para transmitir el mensaje. Sin embargo mi balance es muy positivo pues saque muchas ideas sobre las que reflexionar y que nunca me había siquiera planteado.
    En este aspecto te ha tocado una parte muy ingrata que es la de ser adalid de una causa y posar en un escaparate para que los demás puedan verse reflejados o simplemente mostrar algo “oculto” para que la excepción pueda convertirse en una opción más. Y tienes razón eres buceadora.
    Creo que con demasiado frecuencia olvidamos algo básico en esto del buceo: Debajo del agua todos somos dependientes y necesitamos una adaptación. El agua es para todos un medio hostil no natural, para sobrevivir en él necesitamos adaptarnos a sus reglas pues no son las mismas que en tierra firme: variamos nuestra posición, necesitamos equipo para respirar, trajes para conservar el calor, herramientas para desplazarnos… exactamente lo mismo que si viajásemos al espacio exterior. ¡Y claro que somos dependientes! Interdependientes… somos el soporte vital del compañero. Porteo su aire igual que el hace lo mismo con el mio, resolvemos los problemas del otro y nos asistimos en caso de necesidad.
    Pensar que todos necesitamos la misma adaptación y tenemos la misma necesidades es homogeneizar a las personas.

    Ahora nos toca bucear y disfrutar…

    PD: Por cierto. Para mí uno de los momentos mejores de la charla es cuando te marcaste el momento reivindicativo de “no podemos no apostar por esto…”. A veces mola desmarcarse y hacer las cosas porque hay que hacerlas. Parafraseando a Kutxi Romero: “.. Me suda la polla que llueva o no llueva… canto para el quiera escucharme” (Incandescente – Marea)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s