¿Buceadora adaptada? simplemente buceadora, por favor

Publicado en la revista de buceo Escapate numero 6
http://issuu.com/buceourjc/docs/escapate_6-2013

“Julio Verne ya estaba loco y Cousteau también y ahora ustedes viajan al fondo del mar con su mujer que resulta que es negra”IMG_3531

Voy a hablar desde la total ignorancia de ” la industria del buceo” y desde mi sentimiento más sincero y mi experiencia.
Desde mi sentimiento estoy triste y desde la ignorancia estoy más triste. Esto del buceo adaptado no lo entiendo y se supone que yo soy buceadora adaptada, bueno, yo soy buceadora y punto, pero eso todavía no lo ve mucha gente.
La frustración es enorme, si tienes que levantarte cada mañana y volver a explicarle al mundo que eres para ver que te deja hacer y la frustración es mayor cuando tú ya sabes que eres: Una persona.
Por lo visto la gente no lo tiene claro, y le dices una y otra vez: ” pues una persona igual que tú, o ¿tú que miras?”.
Pues en buceo pasa igual, soy una chica que quiere bucear, sin embargo eso no es lo que el mundo del buceo piensa. Dicen que soy una buceadora adaptada y parece que te dicen literalmente; ¡adáptate!
Piensa que no hay barcos pensados para que buces, así que; ¡ADAPTATE! No hay trajes ni material pensados para ti, así que ¡ADAPTATE! No todo el mundo quiere bucear contigo, así que ¡ADAPTATE! Ir a bucear te va a costar más caro porque necesitas más, así que ¡ADAPTATE! SÍ te tiene que ayudar alguien, ocupa y paga: ¿quieres que le prestemos un tubito para hacer snorkel?, así que ¡ADAPTATE!
Sin embargo, te dicen que claro que puedes bucear, porque gracias a la integración hay; ¡CERTIFICADORAS DE BUCEO ADAPTADO!
Pagaras tus títulos como todos pero tendrás que bucear con instructores de adaptado que también pagaran su nuevo título y por tu seguridad solo podrás bucear con ellos probablemente en sus centros. Como solucionar todo lo anterior, búscate la vida, lo importante es que tienes título.
De vez en cuando cogen a unos pocos de esos que hay que integrar y se hacen una foto con una “entidad sin ánimo de lucro”, pero luego como alguno quiera seguir buceando se encontrará con títulos pero con muchas barreras. Esto no se hace con maldad, sino con el desconocimiento de la diferencia entre el termino integración e inclusión.
¡MIREN NO! yo no quiero que me regalen nada, que la vida está muy dura para todos, y entiendo que tengo que aprender otras pautas concretas para bucear con seguridad, pero déjense de tonterías y no me integren, INCLUYANME!
Piensen en equipos y neoprenos que nos valgan a todos, puntos de inmersión para todos, barcos para todos, titulaciones que me permitan bucear con quien quiero, que ya nos adaptamos nosotros, hablen de accesibilidad.
Cada persona con diversidad funcional (discapacidad) es un mundo, y no van a ser mis piernas las que me capaciten para bucear, será mi aptitud.
Si siguen sin entender porque estoy triste, voy a utilizar unos ejemplos que nos gustan mucho a mi colectivo:
Qué pasaría si una certificadora o un centro no dejara bucear a una mujer por ser madre, bueno, si hace la titulación de ” buceadora con hijos”, sí, o no dejara bucear a un negro porque luego huelen los neoprenos mucho a negro y su certificación solo les deja bucear con negros o a un gordo porque su flotabilidad… y no vamos a hacer neoprenos grandes que se ven feos ¿quién los va a comprar?
Lo que pasaría es que nos echaríamos las manos a cabeza.
No hace tanto que los negros entraban por la puerta de atrás, ni hace tanto que no se contrataban mujeres, no hace tanto que no queríamos inmigrantes y ahora nos queremos ir nosotros.
Mi estimada “industria del buceo” yo no quiero integrarme quiero que me incluyan y que me cueste y fabriquen igual un neopreno con una cremallera pensada para mí, que para una mujer o para un macho ibérico estándar del buceo.
Mis estimadas “certificadoras adaptadas” déjenme decidir con quién buceo, sí ya estamos certificados, ustedes nos cualificaron, ya valoraremos nosotros que necesitamos en el agua.
Quiero bucear “en negro”, sin marcas ni nombres hasta que piensen incluirme. Buceo con personas no con certificadoras, buceo con centros, no con simples negocios, yo lo que quiero es ver pececitos y no quiero tener que volver a explicar que lo que soy, porque soy simplemente una persona que quiere bucear.
Me gustaría que mis palabras se entendieran como una crítica constructiva y nos sirvan para reflexionar y mejorar.
Julio Verne ya estaba loco y Cousteau también y ahora ustedes viajan al fondo del mar con su mujer que resulta que es negra.

Anuncios

8 pensamientos en “¿Buceadora adaptada? simplemente buceadora, por favor

  1. Tomás Herrero Sánchez :
    Voy a sembrar un poco de polémica. Espero que se me entienda bien y a la primera, pues no me gustaría alargarme y alargarme en explicaciones que además, al ser por escrito, pueden no entenderse en su sentido exacto. Estoy de acuerdo con lo expuesto por Elena Prous, pero no al 100%. Los servicios que reclama Elena los podemos dar los clubes como nosotros, que hacemos esto por amor al arte (y la mayoría de las veces, a costa de nuestro propio bolsillo). Yo entiendo que un centro de buceo “comercial” no pueda ofrecer la atención que necesita un buceador “adaptado” (perdona por la palabra, Elena, es para entendernos). Muchos profesionales no se sienten capacitados para hacerlo. Esto también lo entiendo, aunque hay mucho de comodidad y mucho más de ignorancia. Muchos centros de buceo no pueden prescindir de un número de guías determinado para ir con una sola persona por que hay veces que ni siquiera los tienen, o en el mejor de los casos, iría en detrimento del servicio que se da al resto de clientes, que son los que hacen que sobreviva su negocio. Por no hablar de la infraestructura. Yo no me imagino lo que cuesta tener (y mantener) un barco adaptado como cualquiera de los que tiene Rivemar, en un negocio estacional y que empieza a dar señales de agotamiento. Es muy difícil. Hasta nosotros, que por encima de todo somos voluntariosos, muchas veces estamos sujetos a situaciones que escapan de nuestro control. El caso es que los instructores y dive masters de OCEÁNIDES siempre tratarán de dar este servicio con SEGURIDAD, para vosotros pero también para nosotros.

    • Elena Prous:
      Gracias Tomás Herrero Sánchez uno de los objetivos del artículo era generar debate, y más allá de que en un futuro puede molar hacer alguna mesa debate sobre el tema, te cuento:
      Yo me imagino que cuando se consiguieron leyes para hacer accesibles autobuses,metros y trenes se género un gasto para cambiar infraestructuras y los conductores tendrían sus discusiones sobre la responsabilidad de llevar a alguien en silla de ruedas,lo mismo que cuando se exige a una comunidad de vecinos que sea accesible porque vivo allí y no puedo entrar, no se quiere asumir el coste de una rampa.cuando no entro a un comercio y un largo etc. Tus argumentos ya me los ha dado más veces y son frutó del pensamiento actual y tenemos que romper con él( y me incluyo,a mi también me cuesta) es el pensamiento de la productividad,porque nacimos y vivimos en el mundo del capital. Esto no es una cuestión de si costamos más o menos es una cuestión de derechos y por tanto el coste de adaptar cualquier cosa y incluyo el buceo TIENE QUE ESTAR REFLEJADO EN EL PRESUPUESTO INICIAL POR QUE ES UN DERECHO IGUAL QUE MEAR. hay que salvar a las ballenas y también limpiar una playa de chapapote, no es productivo es lo que hay que hacer,hay que operar una rótula o hay que estirpar un riñón y no hay que pensar quien es más caro ambos tienen que preservar su derecho a vivir. Se que todavía es difícil de ver pero el buceo adaptado no es una cuestión de rentabilidad sino de derechos. Hay que cambiar esa mierda donde nos criaron, la productividad de un centro no se vera en lo que le costo el barco se vera en que será un centro de buceo para todos con costes asumidos por derechos. Y si se puede hacer, hay muchas cosas en buceo mucho mas caras que adaptar,solo hay que darle la vuelta al concepto de rentable, para ver que es rentable, de otro modo.
      Refranero de mi pueblo: Es más rico un tomate de la huerta ( y mira que hay que cuidarla )que 50 del mercadona. Muakk ( perdonar por el rollo).

  2. Ángel Luis Mula Jordán :
    Entiendo lo que ambos decís y, aunque parezca paradójico, ambos tenéis razón.
    Entiendo que el alegato de Tomás no es tanto sobre adaptar el entorno y los costes sino más bien en provisión de personas (empleados) en los centros.
    Al final cuando tu ofreces un servicio tienes que dimensionarlo en función del personal que tienes y puedas contratar.
    Inevitablemente es más caro una inmersión en la que tengas que dedicar dos personas a asistir a otra que una persona guiando a ocho.
    Y no solo es una cuestión de costes económicos, sino de recursos. No todo los centros pueden tener tres o cuatro empleados, más cuando en españa la norma general es que el buceo sea un negocio familiar y de vocación más que algo rentable.
    Podemos extrapolarlo a todo. Para un centro es más sencillo (y posiblemente rentable) sacar un barco con un patrón y un divemaster y diez buceadores experimentados que un barco con un patrón, tres divemaster y seis personas de bautizo (o la relación que marque la ley). En este caso es inevitable, debe ser más caro un bautizo que una inmersión, pues los recursos que necesitas son mucho mayores. Aquí nadie está prohibiendo nada, sino que está “armonizando” los costes a los servicios ofertados.
    Con Elena estoy completamente de acuerdo en la parte social. Vivimos en una sociedad y hay que garantizar el bien común por encima de la rentabilidad y, al menos el estado, debe velar y proteger el derecho de todos los colectivos. Y en este sentido no todo es legislar, sino sensibilizar, divulgar y enseñar valores.

  3. Angel Luis Mula Jordan:
    Pufff, si supiese la respuesta me haría empresario 😉
    En general, tu que has buceado más lo sabrás mejor, en españa los centros de buceo son sitios montados con lo mínimo pues, salvo en 4 sitios contados, son negocios estacionales y de baja rentabilidad. Difícilmente dan para vivir en exclusiva de esta actividad durante todo el año y aun menos para tener unas buenas infraestructuras.
    Pocos sitios conocerás en la peninsula que puedas llamar “resort”, que tengan grandes barcos, etc… ¡si ya es dificil que tengan vestuarios y duchas decentes!
    Y aun con todo el buceo es una actividad cara, que requiere de un equipo “caro”, de grandes desplazamientos, en la que la legislación lo encarece aun más (compresores en salas de hormigon, patrón en el barco durante las inmersiones, revisiones anuales de las botellas, etc…), que es un deporte minoritario, etc…
    Preguntale a algunos de los de aquí que han estudiado el tema de abrir un centro, todos los gastos y dificultades que han encontrado.
    Solo hay dos caminos: subsistir o diferenciarte del resto con una gran inversión y el consiguiente riesgo económico.

  4. Como no he podido resistirme, he leido tu artículo Elena Prous. tienes toda la razón. Cada buzo adaptado somos un mundo. Fijate en mi, puedo realizar cosas complicadas, conducir, y sin embargo, otras tan sencillas a priori, como atarme un zapato, no puedo por la longitud de mis brazos. Afortunadamente para ti, llevas poco tiempo en este mundo de la discapacidad. Yo tengo una larga experiencia y lo que me jode de la sociedad y de casi todas las organizaciones relacionadas con este mundo de la discapacidad, es que se les llena la boca con palabras tan bonitas como igualdad, integración… Y no se dan cuentan que lo que yo quiero es que me traten tan solo como una persona. Una persona que tiene sus mismas ilusiones, sus mismos miedos, sus mismas esperanzas, sus mismos problemas. Que quiero divertirme, estudiar, amar, follar, emborracharme, ver un museo, trabajar, procrear…. Pero si me intengran, seguramente solo podré hacer algo de esto, cuando me lleven en un viaje organizado. Eso si, no se si me daría tiempo a todo, ni en que orden.

  5. Jó, que bueno, y por alusiones me lanzo a discusión, y es que no olvidemos que los centros somos locales de pública concurrencia, y por tanto obligados por ley a ser accesibles para personas con discapacidad… o sea puertas anchas, baños “adaptados”, rampas, duchas, etc…

    Pero sin embargo, la realidad es otra en la mayoría. Una lástima. Seguramente por problemas financieros o por codicia, pero obviamente por poca profesionalidad de los supuestos profesionales que gestionan ese negocio. Y es que dedicarse al buceo es muy caro… pero también s puede hacer bien y legal. Algunos lo hacen!!

    En cuanto a los barcos, ya es otro tema, puesto que la legislación marítima además de obsoleta, es de “otros” tiempos, de cuando a las personas con minusvalia se las ocultaba encerradas en casa, así que solo es cuestión de VOLUNTAD por parte del empresario que gestiona el centro.

    Yo ya me doy con un canto en los dientes, con solo que no te miren de reojo y cuchicheen a tus espaldas – pero es un problema cultural que con los años espero que se solucione. Elena eres una valiente, sigue así !

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s