Volare…ououououhhh

folleto-de-asistencia-en-viaje-de-aenaVerdad: “Los derechos  están para pisarlos, las leyes para interpretarlas y las reglas  para saltárselas”

Esto es así en la práctica nos guste o no, en ocasiones nos beneficia y en otras nos ahoga y utilizare el ejemplo de coger un avión siendo usuario de una silla de ruedas, para reafirmarlo cómo al menos una de mis verdades absolutas.

Este aparente derecho, tiene carrete de anécdotas y peleas, que daría para escribir un libro de esos bien gordos que se estudian en las oposiciones. Y es que  los derechos están para que te los pisen, ya que  ¿puede todo usuario de silla de ruedas coger un avión?, respuesta correcta: no.

Hay mucha gente que necesita viajar sentado en su propia silla o al menos necesitarían un modelo de asiento diferente al estándar, más adaptado a sus necesidades, pero ni existen esas opciones  ni creo que se las estén planteando.

Digo yo, que si la intención fuera llevar a un tetrapléjico de estos de los auténticos, de mando de mentón, en un carromato al Roció porque es la ilusión de su vida, acepto que las soluciones sean un poco de bar de madrugada, del estilo; “le atamos con unas cuerdas al caballo” o “mejor con un carrito detrás del carromato”,  o “creo que tengo en casa unos cojines que…”. Pero en este caso estamos hablando de la industria de la aeronáutica señores, que construyen aviones que dan la vuelta al mundo y llegas a la cena ¿ y no se les ha ocurrido como podemos viajar en nuestra propia silla?, pues no,no le han dado muchas vueltas.

Lo último y más puntero en sentarte en el avión, es una silla con una sutil sutilísima cuerda para agarrarte el tronco, que es tan estrecha como el pasillo del avión y  que si eres un poco más ancho que la misma, tu culo o tus codos se van dando con cada fila de asientos y solo te queda rezar para que no te haya tocado al final del avión, porque la parte de elegir asiento depende de tu capacidad de camelarte a las azafatas de tierra y de la compañía aérea, si has confiado en viajar con una low-cost, te toca de la mitad del avión para atrás y ventanilla por si pasa algo se aseguran que te sacan el ultimo. Como no hay leyes concretas, cada compañía las interpreta, así que cada viaje es una experiencia ¿Dónde dice la ley que debo sentarme? Respuesta correcta: donde diga cada compañía.

Por no hablar de lo irracional que es que después de que tu silla haya pitado en todos los arcos de seguridad del aeropuerto, no te digan nada por llevar el kit de llaves Allen de la silla en el bolso, mientras pasas comiéndote un bocadillo de chorizo, y sin embargo, te digan que tu silla tiene que ir en la bodega porque son las normas de seguridad.

Y para colmar el vaso,  dependes de la asistencia en viaje(los del chalequito con el dibujo de la silla de ruedas) que depende del país y lo grande que sea el aeropuerto o ni los ves o son el mismo tío que el de cafetería.También hay que decir que si te toca uno majo, son muy majos.

Pero no te preocupes, las reglas están para saltárselas, hay técnicas para conseguir  disfrutar de un vuelo: lo primero hazte amiga de la azafata de tierra, si tu silla no es muy historiada tal vez te deje subirla al avión y te ahorres que salga por la cinta de maletas con una rueda menos, como segundo comodín, tienes a los asistentes de viaje, pregúntales como les trata la vida y que tal su madre, seguido de una petición de que guarden tu silla con mucho cariño y informen que te la suban y no salga por la cinta y el tercer cartucho son las azafatas de vuelo, sácalas la mejor de tus sonrisas y trata de que te coloquen en primera fila para tener un poco más de espacio para estirar las patas, a veces con las prisas del embarque, hacen caso.

Si nada de esto funciona, te recomiendo que viajes con más de un amigo, para presionar más o para que te asistan sin chaleco al más puro estilo sherpa y no sufras si nada ha funcionado y vas en ventanilla al final del avión y tu silla termina rota en la cinta de maletas, porque siempre te quedara cuando pongas la reclamación  engordar el precio de la silla como cuando te roban el bolso y tus gafas del top manta se convierten en la denuncia en unas gafas de marca.

Por lo demás  “espero que tengas en buen viaje y gracias por confiar en  volar con derechos”

Anuncios

Un pensamiento en “Volare…ououououhhh

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s